IPM - Instituto de Psiquiatría y Psicología de Montevideo | Artículos
El Instituto de Psiquiatría y Psicología de Montevideo (IPM) es una institución que, desde 1987 desarrolla su actividad en asistencia, docencia e investigación en el área de la salud mental.
psiquiatra, psiquiatria, Psicodiagnóstico y evaluación psicopedagógica, Trastornos del estado de ánimo, Depresión, Trastornos de ansiedad, Pánico, Trastornos del sueño, Psicoeducación para padres, Orientación vocacional, Atención Piscopedagógica, Abordaje de los transtornos alimenticios ,Trabajos en colegios, empresas e instituciones ,Tratamiento de adicciones, pisoclogos, psicologo
18
archive,category,category-articulos,category-18,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.4.1,header_top_hide_on_mobile,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Artículos

El apego en la primera infancia

“La estabilidad, la seguridad, el amor y la aceptación incondicional son los ingrediente que no pueden faltar en la primera infancia del niño para lograr un apego seguro que durará toda la vida”, nos contó la Dra. Andrea Constanst, Psiquiatra de Niños y Adolescentes y Directora del Departamento de Niños y Adolescentes de IPM, en una entrevista imperdible.

¿Cuál es la importancia del apego y cómo influye en el crecimiento?

El apego es un vinculo de raíz biológica, los seres humanos estamos codificados genéticamente para venir al mundo a vincularnos como especie. Pero el apego se construye en el vínculo a nivel social entre madre-bebe y padre-bebe.

“Es una necesidad emocional básica. Son vitaminas para el alma: esos ingredientes que si nosotros cuidamos y proporcionamos, garantizan el desarrollo de una personalidad sana”

Una personalidad sana es lo que necesitamos en la vida para poder salir adelante con los problemas y vicisitudes que nos vayan a ocurrir. Uno no puede garantizar que en la vida de nuestros hijos no les vayan a pasar cosas malas, por eso es tan necesario el apego seguro para que tengan las herramientas para superar los malos momentos.

Hay factores de riesgo que predisponen a un niño a determinadas patologías como un cuadro depresivo, pero el tratamiento, evolución y pronóstico son mucho más favorables un niño con un desarrollo de una personalidad sana que en uno que no la tiene.

¿Cuáles son las formas de expresión de ese apego?

El apego sano y sanador de todo es el apego seguro. El apego seguro es como lo que nos permite a los padres actuar tipo faro. Los faros tienen una luz intermitente que está permanentemente prendida y actúa de guía para el capitán de un barco que sale en pos de una aventura a conquistar el mundo. Si se le llegara a complicar el capitán mira hacia atrás y esa luz está siempre prendida como referente de puerto seguro al cual regresar. Los padres tenemos que lograr ser la base segura de la cual partir hacia el mundo y puerto seguro al cual recurrir en caso de que se me complique.

Básicamente el desarrollo del apego hay que estimularlo desde el primer momento que nace el bebe. Necesitamos que la calidad del ajuste en la relación madre-bebe y padre-bebe sea sintónica. Poder sintonizar con las necesidades de mi bebe desde el nacimiento y en cada momento. 
Obviamente es un proceso de ensayo y error, porque esa mamá no está preparada y cada niño es diferente, por eso puede ser el quinto hijo pero ser muy diferentes sus necesidades a los cuatro hermanos anteriores. 
A partir de los 3 años el niño que tuvo un apego seguro entenderá que mamá está presente en su vida, se sentirá seguro aunque físicamente ella no esté presente.
Es darle la base para que vayan pisando firme y seguro en su tránsito por el mundo porque al mirar a mamá y papá ellos te transmiten esa paz segura a partir de la cual conquistar el mundo.

¿Cuáles son la consecuencias de un apego inseguro o mal apego?

Las consecuencias son variadas y todas muy nefastas. Los trastornos graves de la adolescencia siempre tiene su raíz en un apego no seguro durante la infancia. Siempre digo que en la preparación del parto a lo largo del embarazo habría que prepararse menos para el parto sin dolor y más sobre la etapa clave del puerperio y el primer año de vida del bebe para alcanzar esa sintonía que es el bálsamo de cualquier problema.

¿En el momento actual en el consultorio como lo vemos?

Hay dos patologías que constituyen el 70% de las consultas actualmente: el Trastorno Oposicionista-Desafiante y el Trastorno de Ansiedad por Separación, en ambas uno de los factores causales principales, además de otros componentes, es un apego inseguro.
En algún momento hubo una falla en el vínculo en los primeros años de vida. No se logró transmitir los conceptos básicos del apego seguro que son: la estabilidad, seguridad, amor y aceptación incondicional. 

Claves para una crianza con firmeza y ternura

¿Cómo ser tierno y firme sin ser autoritario ni tampoco consentidor? ¿En qué momento decir sí o decir no, hasta dónde tolerar las malas conductos?

Aquí les dejamos algunas técnicas o consejos del destacado libro “Ternura y Firmeza con los Hijos” del Dr. Lyford Pike que pueden ayudar en el diario oficio de ser padres y la tarea de formar a los hijos en una educación con Personalidad:

  • Siempre hablar en tono calmo, firme y claro para que noten que usted es el que tiene el control
  • Respaldar las palabras con hechos
  • Establecer las reglas del juego
  • No pida algo ni dé una orden gritando
  • Siempre mirar a los hijos a los ojos
  • Reconocerlos positivamente ante actitudes buenas
  • Utilice gestos no intimidatorios como las manos para dar más énfasis a lo que dice

Lo que no se debe hacer:

  • Penitencias excesivas
  • Evitar respuestas ineficaces o inseguras
  • Ignorar la desobediencia
  • La hostilidad o la agresión verbal o física

Existen 5 técnicas muy útiles y prácticas para manejar las situaciones cotidianas en la que los hijos argumentan y contestan en vez de obedecer una orden:

1) “El disco rayado”

Siga repitiendo lo mismo una y otra vez hasta lograr que penetre el mensaje en el niño. No entre en discusiones estériles ni argumentaciones.

2) “Banco de niebla”

Aislarse de las intenciones manipulativas del niño, hacer oídos sordos y no permitir que lo saquen de las casillas.

3) “Interrogación negativa”

Una respuesta hostil del hijo puede esconder la verdadera razón de su descontento o enojo, por eso interrogándolos negativamente se llega a profundizar en sus sentimientos hasta llegar al motivo real inicial de la agresión.

4) Técnica de la extinción

Es útil para suprimir o extinguir una determinada conducta indeseada en su hijo. Siempre reforzarlos positivamente.

5) Técnica de tiempo fuera

Cortar el comportamiento no deseado de su hijo separándolo del entorno o la situación donde se produce su mala conducta.

Alexander Lyford-Pike es un destacado médico psiquiatra, Director y fundador del instituto de Psiquiatría y Psicología de Montevideo; Miembro Corresponsal de la American Psychiatric Association y Miembro Honorario de la Asociación Argentina de Transtornos de Ansiedad, además de ser un gran impulsor y promotor de grupos de estudio y talleres sobre educación y familia.