IPM - Instituto de Psiquiatría y Psicología de Montevideo | Taller de Entrenamiento en Habilidades Sociales, Psic. Fabiana Fiorella
El Instituto de Psiquiatría y Psicología de Montevideo (IPM) es una institución que, desde 1987 desarrolla su actividad en asistencia, docencia e investigación en el área de la salud mental.
psiquiatra, psiquiatria, Psicodiagnóstico y evaluación psicopedagógica, Trastornos del estado de ánimo, Depresión, Trastornos de ansiedad, Pánico, Trastornos del sueño, Psicoeducación para padres, Orientación vocacional, Atención Piscopedagógica, Abordaje de los transtornos alimenticios ,Trabajos en colegios, empresas e instituciones ,Tratamiento de adicciones, pisoclogos, psicologo
21775
post-template-default,single,single-post,postid-21775,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.4.1,header_top_hide_on_mobile,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Taller de Entrenamiento en Habilidades Sociales, Psic. Fabiana Fiorella

Los talleres grupales son el contexto más apropiado para que los niños aprendan habilidades sociales

“Cuando hablamos de habilidades sociales nos referimos a una serie de conductas que se aprenden y desarrollan y que posibilitan un relacionamiento adecuado con los demás, lo cual nos hace más competentes en el encuentro con la sociedad”, nos explicó la Lic. Fabiana Fiorella.

“La competencia social ha convocado en los últimos años la atención de los que nos ocupamos de la salud mental de niños y adolescentes porque lo que no logran en estas edades luego presentan desajustes y dificultades psicológicos tanto en la infancia como en la vida adulta, como por ejemplo el rechazo de los pares que puede provocar baja autoestima, bajo rendimiento en la escuela, aislamiento, depresión, estos son niños que los convocamos para ayudar”, agregó.

¿Por qué en grupo?

Los talleres grupales son el contexto más apropiado para que aprendan y desarrollen las estrategias para promover el aprendizaje de habilidades sociales a través del juego, la reflexión, los cuentos y la dramatización de situaciones sociales.

Creemos que al ser un espacio de integración muchas veces se puede sentir a gusto y divertido pero también se pueden sentir tímidos, avergonzados, o molestos, y esos sentimiento son necesarios para desarrollar las habilidades que buscamos, se enriquecen como grupo, viendo diferentes emociones, y miradas de como viven los demás las situaciones.

¿Qué aprenden en los talleres?

  • Responder a un saludo
  • Hacer un pedido
  • Integrarse a un grupo
  • Ganar nuevos amigos
  • Ponerse en el lugar del otro
  • Animarse a hacer preguntas
  • A expresar sus sentimientos
  • A decir cosas positivas de los demás

¿En qué aspectos del personalidad se trabaja en los talleres?

Trabajamos en generar autoestima, que el niño sienta que vale, que sienta que tiene logros, que puede hacer las cosas bien, que se sienta valorado y competente. También enseñamos los buenos modales, como el responder a un saludo, hacer un pedido, integrarse a un grupo, hacerse respetar y respetar al otro, saber decir no, defender sus derechos, resolver conflictos, mantener una comunicación asertiva diciendo lo que pienso y lo que siento de forma adecuada, ponerme en los zapatos de los otros para generar empatía.

También trabajamos para identificar emociones, darnos cuenta de los sentimientos que estamos sintiendo, eso los ayuda a entender gestualmente y corporalmente al otro y a ponerse en los zapatos del otro diciéndole cosas positivas a los demás.

¿A qué se deben las dificultades que atraviesan los niños con carencia de habilidades sociales?

Son varias las motivaciones: el apego inseguro que se genera en el vínculo temprano con los padres, niños que son más intolerantes a la frustración, el manejo inadecuado por parte de los pares de los límites y el desarrollo del autocontrol. Muchos padres hoy en día no saben manejar la puesta de límites, que implica hacerlo con serenidad, calidez, firmeza, coherencia y consistencia.
Hay niños que tienen trastornos de la personalidad o una rigidez en le vinculo con los demás que nos les permite flexibilizarse.

Y también vemos niños con falta de comunicación, que no se animan a decir lo que sienten y piensan, o son agresivos y no respetan a los demás. Trabajemos mucho con diagnósticos de oposición y desafío, niños que no se conocen internamente, con una carencia de buenos referentes para desarrollar la empatía.

¿Qué resultados notan en los niños?

Progresan muchísimo, cuando termina el taller se conocen mejor a sí mismos, aprendieron a “dar vuelta la media”, a verse por dentro, a tener mayor autoestima, a quererse, a sentir que uno es valioso, a desarrollar la empatía, los buenos modales, encontrar mejores formas de resolver los problemas y conflictos con los pares, a decir y expresarse con respeto y sentirse escuchado por los otros.

Los talleres se realizan en IPM en la sede de Pocitos. 

Por más información comunicarse al: 2708.2719